Ser separado del puesto significa perder más que dinero, importancia, a veces nos perdemos a nosotros mismo.  En esta ocasión quiero compartir sugerencias de como volver a retomar las riendas de tu carrera y volver al mercado laboral.

Cómo recuperarse después de perder su trabajo es algo que todos debemos aprender a manejar. En algún momento, nos hemos encontrado sin trabajo, y con la Pandemia esa brecha se ha hecho más grande. Muchas personas mayoría de las personas han recibido la notificación de sus patronos de que su puesto ha sido eliminado y han tenido que empacar sus cosas, dejar un rol, y la compañía a la que han servido por años para comenzar de nuevo y es importante tener estrategias para afrontarlo.

La verdad es que perder el trabajo puede tener un impacto mucho más significativo en tu vida que una pérdida financiera.

La pérdida del puesto de trabajo y la valía que obtiene de este puede tener efectos devastadores en tu forma de pensar y tu salud mental.

Cuando pasas la mayor parte de tu vida en un rol que a menudo forma una parte importante de tu identidad, la persona en la que te has convertido está envuelta en lo que eres en el trabajo.

Los trabajos definen a muchas personas. Estás en una fiesta, conociendo gente … la primera pregunta que se hace por lo general no es sobre tu primer recuerdo o el año en el que te graduaste de escuela superior, sino, “¿A qué te dedicas?”

Y la respuesta es “Soy un … [inserte su título aquí.]”

Los trabajos nos dan un propósito. Nos brindan un enfoque, una razón para levantarnos cada día. Dan rutina, estructura, reconocimiento y recompensa. También ayudan a nuestra creatividad: nuevos proyectos y oportunidades.

Lideramos a las personas, marcamos la diferencia y nos da una sensación de logro. Agregue a esto un título elegante y obtendremos mucho orgullo de nuestro trabajo.

Según Tony Robbins, uno de nuestros principales impulsores es el Significado. Es como el oxígeno: lo necesitamos para sobrevivir.

Esta necesidad de importancia podría estar relacionada con cuando vivíamos en tribus de aproximadamente 150 personas. Teníamos que sentir que estábamos haciendo una diferencia y contribuyendo porque sin la tribu no podríamos sobrevivir solos.

La necesidad de importancia es muy primordial y está integrada en nuestro ADN.

Si su trabajo es el único lugar donde te sientes importe, esto puede ser peligroso si te lo quitan. Los sentimientos de duda, ansiedad, baja autoestima, perdida de valía y una severa disminución en la confianza pueden ocurrir por perder su puesto de trabajo.

Entonces, saber cómo recuperarse después de perder su trabajo es vital para la salud mental.

He trabajado con cientos de solicitantes de empleo que cuestionan su valor y han perdido la confianza en su capacidad y dudan de su capacidad para contribuir. Todos estos sentimientos afloran sin importar por qué perdieron su trabajo.

Tus circunstancias y tu puesto de trabajo no te definen.

Solo importa la persona que eres.

Tu persona.

Tus valores.

Tus creencias.

Quién eres, importa

Saber cómo recuperarse después de perder su trabajo significa conocer formas de generar significado fuera del trabajo.

Debes dar importancia a los tus fortalezas y habilidades, reconocerlas y empoderarte.

Construye una rutina que te eleve: aprendizaje, lectura, gratitud, meditación, ejercicio.

Se ha comprobado que estos practicas generan confianza y llenan el vacío por la falta de estructura al no tener trabajo.

Obsesiónate con una nueva habilidad o un pasatiempo. Practica y experimenta cosas nuevas.

Lánzate en una nueva búsqueda. La mezcla de talento, creatividad y esfuerzo nos coloca en un estado de “flujo”.  El cual Mihaly Csikszentmihalyi describe en su libro “Living in Flow”  que cuando estos tres se unen, experimentamos este estado de flujo y liberamos sustancias químicas que nos hacen sentir eufóricos y genera bienestar.

Crea un propósito en tu vida, despierta cada día por una razón. Con un nuevo comienzo, puede convertir ese susurro en su corazón en una llama. No dejes que el fuego se apague en tus sueños.

Cuídalo, ponle madera, escúchalo. En el libro Piense y Hágase rico, Napoleon Hill escribió que debemos tener un objetivo principal definido, un propósito. Dice que hombres y mujeres sin propósito son vagabundos y aficionados.

Podemos volvernos hacia el lado oscuro y satisfacer nuestra necesidad de significado sin recursos a través de discusiones, violencia, drama, culpa o resentimiento.

O

En cambio, podemos despertar cada día con un propósito.

¿Crees que tienes todo lo que necesitas para reconstruir tu futuro? Recuerda que probablemente lo has hecho antes.

Nuestras acciones nos definen.

Es posible que puedas o no ver la luz al final del túnel, pero todo lo que necesita es solo un rayo de luz para aun en medio de la oscuridad dar tu próximo paso en cualquier dirección.

¡Ilumina tu camino y confía en tus habilidades!

Leave A Comment

cuatro + ocho =

Recent Posts